Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Últimos temas
» § Uchiha Kodoku § (sustitución de Yoruichi)
Sáb Jun 15, 2013 12:18 pm por Kanda Yoruichi

» HOLA soy nueva AQUI, DEJO UN VIDEO
Mar Feb 28, 2012 8:01 pm por yumiluna2

» Afiliar BurmeGaia
Lun Mar 07, 2011 11:59 pm por Kanda Yoruichi

» Rurouni Kenshin Beattle
Jue Mar 03, 2011 8:21 pm por Yuseth

» Vacaciones temporales...
Lun Ene 31, 2011 7:02 am por Kan

» l allegada de Yuseth
Sáb Ene 29, 2011 7:10 pm por Komui V

» Final Fantasy Legend
Sáb Ene 29, 2011 6:29 pm por Komui V

» Si perde el tiempo.
Sáb Ene 29, 2011 7:06 am por Hei Shinobu

» [El... ¿Destructor?] Misión para Ulquiorra y Gaia
Sáb Ene 29, 2011 12:38 am por Gaia


-- Héme aquí--

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

-- Héme aquí--

Mensaje por Kanda Yoruichi el Mar Ene 18, 2011 10:10 pm

La historia se repetía como si una eterna espiral o un vaivén se tratara.

La noche se presentaba apacible, con la predominante Luna en cuarto creciente, emanando una clara luz plateada sobre el obscuro cielo y las motitas más pequeñas que representaban las estrellas del firmamento.. Unos secos, firmes y determinados pasos llevaban a una alta y fémina figura a la sede de la Orden Milagrosa, cuya entrada no era tan imponente e impresionante como la antecesora. La fémina iba cubierta por una capa beige con capucha, de donde sólo salían unos fríos y severos ojos azabache, y de algo que recordaba al anterior poseedor de la espada Mugen, la cual reposaba a un lado del cinto de la chica, cuya propia arma antiakuma descansaba envainada en una saya azulada con adornos en dorado y a las espaldas, horizontalmente, en contraposición a la posición de Mugen u otras espadas de los espadachines. Las anillas que colgaban a cada extremo de sus mechones trenzados en tela blanca que caían a nivel de espaldas, así como la kodachi a las espaldas, acompañaban tintineando levemente junto al ondeo de los mismos y de la capa con capucha, llamada Tentôken, heredada quizás de sus antepasados.

Se detuvo delante de un patético ferricarril que parecía abandonado, pero no era así. De modo que cerró los ojos, esperando paciente a que "aquéllo" ocurriera, para así ingresar en el edificio que formaba la sede de la nueva Organización Milagrosa.
avatar
Kanda Yoruichi

Virgo Gato
Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 11/01/2011
Edad : 30
Localización : La Orden Oscura

Ver perfil de usuario http://dgmlive.foro-activo.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: -- Héme aquí--

Mensaje por Komui V el Miér Ene 19, 2011 9:40 am

Las puertas del ferrocarril se cerraron tras la reciente llegada de aquella extraña, para acto seguido comenzar a su marcha por las viejas vías de tren. Una cegadora luz blanca inundó de repente el casi vació ferrocarril. La luz era tan fuerte que parecía que todo el ferrocarril había sido desaparecido y que en su lugar había quedado nada mas que un espacio en blanco, como una hoja de papel sin escritura alguna en ella. La nerviosa extraña se encontraba totalmente desconcertado, pensando que tal vez todo esto había sido una trampa o algo por el estilo. Una Inocencia era activada, era la de la Exorcista que había llegado hasta el ferrocarril en su búsqueda de la nueva orden milagrosa oscura. De la nada, un Golem algo peculiar de apariencia extraña y colores entre verdoso y blanquecino, apareció en frente del Exorcista, y del gran ojo que lo conformaba salió una luz roja apuntando a la Inocencia que el Clérigo había activado, aparentemente chequeando si esta era de verdad.

Golem : Inocencia confirmada. Sincronización : 50%. Entrada aceptada.

Tan repentinamente como llego, la cegadora luz blanca se esfumo por completo y junto a ella, tanto el ferrocarril como las vías de tren también habían desaparecido. La Exorcista clérigo se encontraba de pié, delante de una inmensa y imponente torre negra con su equipaje a un lado de él. En la entrada, tres personas ya lo estaban esperando. Dos de ellas eran Buscadores, personas sin habilidad para controlar la Inocencia que aun así trabajaban en la orden junto con los Exorcistas. Ambos buscadores recogieron el equipaje del Exorcista y se presentaron formalmente ante este, para luego perderse de vista al entrar a la torre. La tercera persona era un hombre joven con lentes, que llevaba una gorra en la cabeza y tenía una insignia en su chaqueta de color blanco que lo reconocía como el encargado principal de la Congregación de las sombras.

Bienvenida seas a la orden de las sombras, mi querida Exorcista. Mi nombre es Komui, Komui Lee V, tataratataratataratatara nieto del gran Komui Lee, que fue el anterior jefe principal de la Congregación de las sombras y lucho codo a codo junto a los Exorcistas para detener los malvados planes del Conde del Milenio. Así como lo hizo él y los antiguos y nobles Exorcistas, peleare y peleare codo a codo con los actuales elegidos por dios para combatir a sus fuerzas y lograr pararle nuevamente. Necesitamos tu poder para lograr esto, así que tu que dices, quieres ser parte de esta encrucijada y luchar junto a nosotros?.

Komui decía aquellas palabras mientras se iba acercando la nueva elegida paso por paso, hasta llegar a donde ella se encontraba y estrechar su mano amigablemente al escuchar la aceptación de esta para pelear junto a la orden y destruir nuevamente al Conde, jurando lograr lo que sus antepasados lograron y poder preservar la paz que estos con tanto trabajo habían logrado traer al mundo. Una nueva historia, esta apunto de iniciar.
avatar
Komui V

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 29/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.