Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Últimos temas
» § Uchiha Kodoku § (sustitución de Yoruichi)
Sáb Jun 15, 2013 12:18 pm por Kanda Yoruichi

» HOLA soy nueva AQUI, DEJO UN VIDEO
Mar Feb 28, 2012 8:01 pm por yumiluna2

» Afiliar BurmeGaia
Lun Mar 07, 2011 11:59 pm por Kanda Yoruichi

» Rurouni Kenshin Beattle
Jue Mar 03, 2011 8:21 pm por Yuseth

» Vacaciones temporales...
Lun Ene 31, 2011 7:02 am por Kan

» l allegada de Yuseth
Sáb Ene 29, 2011 7:10 pm por Komui V

» Final Fantasy Legend
Sáb Ene 29, 2011 6:29 pm por Komui V

» Si perde el tiempo.
Sáb Ene 29, 2011 7:06 am por Hei Shinobu

» [El... ¿Destructor?] Misión para Ulquiorra y Gaia
Sáb Ene 29, 2011 12:38 am por Gaia


(Relato) el payaso totto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(Relato) el payaso totto

Mensaje por Kan el Sáb Ene 15, 2011 6:26 am

Mariano V. (Argentina)


Cuando era chico, tenía un grupo de amigos/as, integrado por varias personas, amigos, primos, hermanos, etc. En esa época nos había dado por todo el tema de las historias de terror, experiencias tenebrosas, etc. Eso es algo que generalmente nos gusta mucho a todos, y más cuando se es chico. La cuestión es que el novio de una de las chicas del grupo, era más grande que nosotros, y al abordar el tema de las historias, la novia le dijo que contara la historia de Totto. Al decirle el nombre, Carlos (que es el nombre real del chico), se puso pálido y fueron varios minutos los que hubo que insistirle para que la contara. Ya con el sólo hecho de ver el cambio de ánimo que tuvo, se nos heló la piel a todos…

Comienza a hablar, y cuando lo hace dice que: el tenía un sobrino que estaba rondando los 10 años, pero que cuando era bebé le habían regalado un muñeco que era un payaso. Carlos decía que el payaso era terrorífico, y yo no sé si realmente era así, pero me causó aún más miedo al acordarme que mis abuelos conservaban también uno que era de mi madre cuando era chica, y no tengo palabras para expresar lo terrorífico que era. Creo que el payaso de IT era un ángel al lado de él. Así que mientras el contaba la historia de Totto, yo me lo imaginaba a éste como el payaso de mi madre y me afectó realmente mucho. Carlos, al fin y al cabo, comenzó a relajarse un poco y contó que cuando el nene comenzó a crecer, no largaba a Totto para nada. Al principio como cualquier chico con su muñeco preferido, pero a medida que pasaban los años el lazo era más fuerte. Tal era el lazo que tenían que ver muchas veces (y esto es lo raro) que cuando perdía al muñeco se paraba en el medio de la casa y decía: “¡¡¡Tottoooooo!!! ¿Dónde estás? ¿En dónde?” y al rato, como si alguien le contestara, acudía al lugar exacto donde se encontraba el payaso.

Los padres pensaban que en realidad se acordaba de donde lo dejaba y a modo de juego, entablaba esta extraña conversación con su amigo imaginario. Cuando se sentaban a la mesa, pedía que le colocaran un plato a Totto, salía a jugar, y lo hacia con él. Eran casi inseparables. Cuando cumplió los 6 años, comenzaba la escuela primaria, y los psicopedagogos citaron a los padres para informarles que no era normal que el nene fuera al colegio con el muñeco, y los padres le dijeron que era casi imposible separarlos, y le contaron lo que pasaba con su hijo y su payaso Totto. A lo que explicaron porqué el payaso tenía un guardapolvos blanco (el nene les había pedido que se lo hicieran para que Totto pudiera entrar al colegio). Entonces los profesionales recomendaron destruir al muñeco . Sacarlos de sus vidas para siempre, ya que ya eran muchos los problemas que les había traído, hasta tal punto que creían que su hijo tenía algún problema mental, ya que se pasaba horas hablando con Totto, y no respondía, como si estuviera en trance.

Entonces los padres pensaron cómo hacerlo y la solución fue sencilla: esconderlo muy bien, y cuando se olvidase de él, lo quemarían. Agarraron a Totto un día que el nene estaba en el colegio (ya que le habían dicho que Totto tenía que ir al colegio de payasos, y le habían creado una escuela con madera, trapos y otros muñecos en la casa) y lo escondieron en el altillo (al cual el nene, como no subía, no registraba), y dentro de éste metieron a Totto dentro de una bolsa, y colocaron a esta dentro de una funda de una guitarra, la cual colocaron dentro de un pequeño placard en un rincón oscuro en medio de bolsas y ropa vieja. Cuando el nene llegó del colegio, empezó a preguntar por Totto, y los padres le dijeron que se había ido….

- ¿A dónde? -Preguntó.
- Tuvo que irse, ya que otros chicos lo necesitaban.
Fue lo único que se les ocurrió en el momento. Entonces, como por arte de magia, comenzó la anécdota de terror que los acompaña aún hoy:

- ¿Totto, dónde estás? No te escucho bien, hablá más fuerte…” (silencio, los padres duros de terror)” ¡¡¡¿Dónde estás?!!! (gritando) ¿A dónde?” -y un silencio eterno, por el cual los padres pensaron que el chico fingía o algo por el estilo y se tranquilizaron. La madre fue a la cocina y se sirvió un vaso de jugo. Volvió adonde su hijo y esposo y observó la cara de incógnita de su hijo, que abrió la boca y lo que dijo produjo que su madre temblara:

- ¿Qué hacés AHÍ? Vení vos, no tengo ganas de ir hasta allá.
Los padres se miraron fijamente
- Uff, bueno.
Cuando la madre vió que se acercaba a las escaleras y subía por ellas, se quedó helada. El padre lo único que atinó a hacer fue abrazar a la madre y dejaron que el nene subiera sin seguirlo. Empezaron a escuchar ruidos arriba, a la vez que oían al nene hablando con su diabólico amigo:
- Dale, salí de ahí, ¿cómo entraste? ¿Quién te metió ahí?.
Y seguido a esto el ruido del placard, el cierre de la funda y la bolsa. Cuando apareció al pie de la escalera con Totto en las manos, la madre dejó caer el vaso del terror que la invadió, y rompió a llorar.

Luego de esto, el nene comenzó a crecer y a dejar de lado a Totto, y cuando le preguntaban por qué, decía que “era malo”. Así que un buen día los padres volvieron a agarrarlo (ya casi tenía 8 años) y lo quemaron en el patio de la casa. Hoy en día, el nene ya no tan nene, asegura que escuchaba la voz de su amigo y que lo obligaba a hacer las cosas que hacía.

fuente : http://www.kruela.ciberanika.com/
avatar
Kan

Tauro Caballo
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 29/12/2010
Edad : 27
Localización : En cualquier ladoooo(?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.